Vas buscando entre las almas quién te corresponda

Tu territorio ideal de conquista es el corazón contrito

Tu compasión es volátil, tu misercordia es una implosión que mantiene la cohesión del universo, las órbitas en su sitio y mi vida viviendo; mi muerte viviendo.

Tu gracia es la victoria de todas las batallas

Yo fui el enemigo que arruinó tu estrategia primera… pero tu plan de sangre y sacrificio me convirtió en tu aliado cuando por fin me dejé conquistar.

Me dejé vencer por el amante empedernido

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *